banner Ayto para web Clave

Información económica
de la comarca de Antequera

29 febrero 2024
23:52 CET

Cómo vender hidropedales a 80 km de la costa

Hidropedales y embarcaciones de recreo en las instalaciones de La Noria, en Campillos
Hidropedales y embarcaciones de recreo en las instalaciones de La Noria, en Campillos
banner 28F
banner 28F
Etiqueta(s): Comercio, La Noria

En La Noria nunca han tenido problemas por estar lejos de la costa, a pesar de que el producto que fabrican y comercializan se usa sobre el agua. Así que, debido al crecimiento de la empresa y a la amplitud de espacio que necesitaban decidieron en su día asentarse en Campillos. “No nos supuso ningún problema, el alcalde del pueblo, por aquel entonces Pedro Benítez, nos ayudó con el tema de la compra del terreno, ya que pertenecía a una asociación llamada Las Encinas”, asegura Manuel Moreno, gerente de esta compañía especializada en hidropedales y otras embarcaciones acuáticas para el ocio estival.

Todo comenzó cuando Moreno vio cómo frente a su casa, en el barrio malagueño de Churriana, hacían hidropedales de madera. La curiosidad y el deseo de saber más se unieron para mover a Manolo, como los más cercanos le conocen, y preguntarle a la persona que estaba allí, Félix Ollangure, si en aquel momento estaba dispuesto a mejorar sus embarcaciones mediante un material llamado fibra de vidrio, un material que sería toda una revolución en el sector, al permitir embarcaciones más ligeras y fáciles de mantener, y que posteriormente pasaría a sustituirse por polietileno, mucho más fácil de manejar y compatible con el medioambiente. 

Años más tarde, en 1973, Manolo comenzó su actividad como autónomo en Málaga, tras comprarle los derechos de la patente de fabricación al señor Ollangure. Lo hizo en una zona donde había una huerta, con una noria, en la que situó su pequeño taller. Por aquel entonces, para que las personas pudieran encontrarlo él les decía que estaban ubicados junto a aquella estructura, para que los clientes lo ubicaran, y al final, aquella noria, acabó bautizando a la empresa.

Embarcación de recreo para ‘parasailing’
Embarcación de recreo para ‘parasailing’

“Nuestros clientes son principalmente empresas que se dedican a la explotación del producto. De hidropedales que son nuestro fuerte, pero también fabricamos kayaks, embarcaciones para realizar ‘parasailing’ y demás”, comenta el gerente de La Noria, cuyas instalaciones están ubicadas en la carretera A-384, a menos de cinco minutos del núcleo urbano.

Desde su puesta en marcha, en esta empresa no han dejado de innovar y pensar en las mejoras que pueden ofrecer cada temporada, tanto para embarcaciones como en lo que respecta a los materiales y los arreglos, además de reflexionar sobre lo que van a necesitar los clientes, para ir fabricando los moldes y tener los productos en reposición. 

En este sentido, cada año presentan novedades y fabrican todo tipo de objetos relacionados con la época veraniega: boyas, accesorios de navegación, plataformas para motos de agua y distintas tipologías de hidropedales con forma de tucán, caballito de mar, unicornio, pingüino, coche e incluso han llegado a comercializar hidropedales solares. También trabajan con embarcaciones de otras características, para el ocio en las playas o para deportes acuáticos como pueda ser un catamarán.

En La Noria fabrican hidropedales con diferentes formatos y modelos
En La Noria fabrican hidropedales con diferentes formatos y modelos

Salto internacional desde Campillos

“Afortunadamente podemos trabajar y manipular materiales reciclables. Tenemos esa gran suerte y ese adelanto, porque nosotros usamos durante un tiempo la fibra de vidrio y después hicimos la reconversión a polietileno de alta densidad. Es un material totalmente reciclable y esto es lo que nos ha abierto las puertas a los demás países: poseer un material reciclable, porque de lo contrario de ser de fibra de vidrio tendríamos las puertas cerradas”, aclara Moreno.

Precisamente, para seguir expandiendo el mercado de La Noria, la asistencia a ferias comerciales del sector se ha convertido en otra tarea más dentro de la empresa: la última fue en enero de este año, concretamente en Alemania. 

Francia, Italia, Portugal… e incluso Estados Unidos. Son unos de los muchos destinos a los que llega esta empresa afincada en Campillos, sumando así experiencia tanto en lo empresarial como en lo personal. Eso sí, estar presentes en las playas de España y Portugal son la principal fuente de explotación empresarial, ya que los encargos son constantes. Además, también distribuyen sus productos en otros espacios para el baño en el interior, como puede ser el pantano de El Chorro, a menos de 20 kilómetros.

La Noria, a flote durante la pandemia

A día de hoy, en La Noria aseguran que el negocio continúa y crece de forma muy notable. De hecho, mantienen la misma intensidad de trabajo en verano como en invierno: “Lo único que notan son las bajadas en ventas, pero la actividad como tal en el taller es la misma y las personas son las mismas”, explica.

En plena celebración de su 50 aniversario, reconocen que durante la pandemia de la Covid-19 fue una época dura, como para todos los negocios que la sufrieron, pero supieron adecuarse a la situación: hicieron sus cálculos, plantearon nuevos proyectos, se adaptaron al momento… y se mantuvieron a flote.

Manuel Moreno (dcha), gerente de La Noria, junto a su hijo
Manuel Moreno (dcha), gerente de La Noria, junto a su hijo

Comparte el artículo:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Últimas Noticias