banner Ayto para web Clave

Información económica
de la comarca de Antequera

15 abril 2024
01:22 CET

2020: Un año de freno a futuros motores económicos de Antequera y comarca (y salvado por el campo)

Imágenes de resumen del año 2020 en Antequera
SedeElectrónica_ClaveEcon 1130x270
SedeElectrónica_ClaveEcon 1130x270

2020 se antojaba un punto de inflexión para el impulso de la economía de Antequera y las localidades de su entorno. Se comenzaba, poco a poco, a dejar atrás la crisis económica. El paro seguía menguando, no tanto como se quería, pero haciéndolo, y varios proyectos que ya se veían en el horizonte auguraban un esperanzador crecimiento del empleo. La comarca, histórico referente agrícola con epicentros como la Vega de Antequera, ponía sus miras en nuevos sectores para ser motores económicos: la distribución y la logística, con el Puerto Seco como esperanza, y la ampliación de otros espacios industriales; y el turismo, con una fuerte apuesta por la naturaleza y la readaptación para ofertar experiencias en el ámbito rural. Pero nada ha sido como se esperaba por la Covid-19. Una enfermedad que (casi) todo lo ha cambiado. La forma de comprar, de socializar, de disfrutar del tiempo libre… y que ha obligado a transformar y reinventarse a muchas actividades para que no perecer en una economía local que ha tenido en el campo a su tabla de salvación.

Enero: Los Dólmenes como referente

turistas dolmen Menga | @Clave_Economica
Turistas en la entrada del dolmen de Menga

El año comenzaba dejando claro la consolidación del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera como el gran referente turístico del municipio: los datos de todo 2019 decían que se habían superado las 210.000 visitas por tercer año consecutivo. El privilegio lo estaba mantenido desde su inclusión en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, tras arrebatárselo al Torcal, enclave que también forma parte del Sitio de los Dólmenes. Pero la pandemia que estaba por llegar frenó en seco la llegada de nuevos visitantes y prolongando por un tiempo las obras de un museo que en 2021 espera abrir sus puertas.

Febrero: Antequera es Municipio Turístico

Datos como los anteriores llevaban tiempo evidenciando que Antequera quería jugar en ‘otra liga’ en cuanto al turismo se refiere. Y en febrero llegaba la noticia que lo confirmaba: la Junta incluía a la localidad en la categoría de Municipio Turístico. Más promoción, más difusión de su patrimonio y demás atractivos y la posibilidad de optar a ayudas que sumar a un sector que se comenzaba a ver como motor económico.

Marzo: La Covid-19 paraliza la economía

calle Duranes vacía
calle Duranes vacía

Poco duró la alegría. Llegó la noticia del mes, del año, de la década… Un virus de nombre SARS-Cov-2, que provoca la maldita Covid-19, no sólo dejaba a Antequera y su comarca huérfana de turistas. Sino que obligó a un estado de alarma a mediados de marzo que paralizó casi por completo la economía. El campo se convirtió en una locomotora económica que tiraba de ‘vagones’ con poca carga o vacíos: un comercio renqueante y con restricciones y una hostelería y muchos servicios que tuvieron que esperar semanas hasta volver a funcionar y a coger impulso con la llamada “nueva normalidad”.

Abril: Batacazo (esperado) del empleo

La consecuencia del coronavirus en la economía de Antequera -y su entorno- quedó patente nada más conocerse las cifras del paro a comienzos de abril. Buena parte del crecimiento del empleo para superar la anterior crisis económica echado por tierra en una quincena. El paro aumentó en más de 700 personas, volviendo a colocar el dato global por encima de los 4.000 desempleados. Tras el impacto inicial, las nuevas tecnologías iban a convertirse en aliadas de un comercio y una economía local que se tenía que reiventar: los puestos de la plaza de abastos de Antequera se unen para la entrega a domicilio, se crean directorios municipales para facilitar pedidos, crecen las tiendas ‘online’ y nuevos servicios de reparto…

Mayo: Un sector olivarero reivindicativo que nunca falla

Agricultura y ganadería se fueron convirtiendo en la tabla de salvación, y eso que comenzaron el año reivindicativos, especialmente con protestas en el sector olivarero. El campo ha ido aglutinando el grueso de las contrataciones no sólo en la comarca a nivel general, sino también de forma particular en el municipio de Antequera. Y también del campo y su industria transformadora llegaba algunas buenas noticias en mayo, como la consolidación de la aceitera de Estados Unidos participada por Dcoop o que, un año más, aceites de oliva virgen extra (AOVE) elaborados en el término municipal de Antequera por empresas como Finca La Torre o Hacienda de Colchado, eran premiados con medallas de oros entre los mejores del mundo en el World Olive Oil Competition de Nueva York (NYIOOC).

Junio: “Nueva normalidad»

Clientes comercio Cumbre
Clientes entrando en el comercio Cumbre

Con el descenso de los casos de contagios las autoridades comenzaron a plantearse la progresiva reapertura de varios sectores económicos aún clausurados y espacios para la cultura y el turismo. La actividad se fue poco a poco recuperando y los ciudadanos, la administración y el mundo empresarial aprendían lo que significaba la “nueva normalidad”.

El mes de junio también trajo protestas: la de los vecinos de localidades de la comarca, especialmente del territorio Nororiental de Málaga (Nororma) y capitaneadas por el Ayuntamiento de Villanueva del Rosario, para paralizar el proyecto de una embotelladora de agua que se quería llevar a cabo en las inmediaciones de la Sierra de los Camarolos, en el término municipal de Antequera. No fue la única protesta medioambiental de 2020, que también la hubo por un huerto solar en Archidona, con el que finalmente hubo un acuerdo, y los últimos momentos del año trajeron un nuevo frente: el aprovechamiento del Pinar de Torre del Hacho, en Antequera, para un parque multiaventuras.

Julio: Un respiro en forma de empleo

Las cifras del paro también entraban en esa nueva dinámica. regresando a la tendencia positiva con una economía que sigue transformándose, haciendo que el tránsito hacia lo digital y el ‘online’ pase de ser una opción a una necesidad para salvar muchos negocios. Mientras tanto, en julio llegaban nuevo premios gastronómicos: al restaurante de Arte de Cozina, en Antequera -que ha renovado su ‘Sol’ de Repsol; los Quesos Argudos, de Campillos y la Bodega Cortijo La Fuente, de Mollina.

Agosto: Feria atípica

Como ya ocurriera con los festejos de Primavera, con la organización de eventos de forma ‘online’, Antequera tuvo que readaptar la Real Feria de Agosto, generando una celebración más contenida y buscando cumplir las normas en los servicios hosteleros. Mientras, el campo sumaba y seguía sosteniendo el empleo.

Septiembre: Reivindicando el tren rural

Este mes también trajo nuevas reivindicaciones del mundo rural, esta vez para la recuperación de la inversión y paradas en el ferrocarril tradicional, que volvieron a repetirse a finales del año. También, como es habitual, tuvo lugar la celebración del Día de Antequera en el que se reconoció a dos empresas centenarias de la ciudad: Abasthosur y a la Platería del Pino.

Octubre: Efectos de la segunda ola del coronavirus

Comite de Expertos Covid 19 Junta
Reunión del Comité de Expertos del Covid-19 de la Junta de Andalucía

Acercándose el final del verano, las cifras de contagios por el coronavirus volvían a crecer, obligando a tener que incrementar las medidas para la contención de la pandemia, afectando a sectores económicos como el comercio o la hostelería, e incluso a ayuntamientos. Primero, fue en algunos municipios en concreto como Cuevas de San Marcos o Teba; pero la segunda ola se expandió tanto que se estableció un nuevo estado de alarma, con toque de queda incluido. Y días más tarde el cierre perimetral a varios municipios andaluces, entre ellos casi una veintena de la comarca de Antequera y las zonas de Guadalteba y Nororma.

Noviembre: Paso adelante del Puerto Seco y el Mollete de Antequera

Después de haber transcurrido de forma aciaga buena parte del año, algunas de las principales mejores noticias del año comenzaron a llegar en las últimas semanas del año. Uno de esos momentos ocurrió el 30 de noviembre, cuando la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) abría la licitación de la primera fase del Puerto Seco. Unos 15 años después de la puesta en marcha del proyecto empresarial, lo que se convertirá en el futuro Mega HubAndalucía daba el paso crucial para pasar de los planos a una realidad tangible que se esperaba dese hacía mucho.

Juan Villodres y Juan Paradas rueda prensa IGP Mollete Antequera
Juan Villodres y Juan Paradas, tras la rueda prensa de la IGP Mollete de Antequera

También tres lustros han estado trabajando Horno El Antequerano y Molletes San Roque para conseguir que la Unión Europea ratificara la Indicación Geográfica Protegida Mollete de Antequera. Con ello, la localidad sumaba un nuevo sello de calidad certificada para uno de sus productos gastronómicos de referencia. Ya lo tenía el aceite de oliva virgen extra con su Denominación de Origen Antequera y el próximo objetivo es conseguir la IGP para los mantecados, roscos y alfajores que se hacen en el municipio.

Diciembre: Ser epicentro logístico del sur peninsular como esperanza

Superado un trámite transcendental para el Puerto Seco, llega el momento de incidir en su promoción y en las oportunidades que ofrece el municipio gracias a su situación geográfica. Y con ese objetivo se ha puesto en marcha la plataforma Antequera Logística.

En este sector están depositadas muchas esperanzas de futuro. También en un turismo, ahora prácticamente inexistente, para lo que también se trabajará en rehabilitar el patrimonio, con ayudas como las del 1,5% para la Real Colegiata de Santa María la Mayor, confirmadas como una de las últimas buenas noticias de 2020.

BANNER A4 PARA PUBLI NEICO
BANNER A4 PARA PUBLI NEICO
Comparte el artículo:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Últimas Noticias