En la fachada del Ayuntamiento de Ardales ya no ondea la bandera de la Unión Europea, como era habitual, junto la de Andalucía y España. El Gobierno municipal, del que está al frente la coalición Adelante Ardales, ha decido retirarla como un acto de protesta hacia las instituciones comunitarias en su política ante la crisis migratoria y en solidaridad con el buque Open Arms y su acción de rescate a inmigrantes en el Mediterráneo.

Además de este gesto, el Consistorio instan a las autoridades europeas que faciliten ayuda humanitaria a los inmigrantes rescatados en alta mar. Para el alcalde de Ardales, José Alberto Naranjo, de no actuar en ese sentido, el Mediterráneo acaba convirtiéndose en un “cementerio”

Desde el PSOE local ya ha mostrado su rechazo a la medida del Gobierno local y pide que se vuelva a colocar la bandera de la UE. La consideran una “falta de respeto a una organización supranacional de la que España forma parte, la retirada de uno de sus símbolos, tanto más cuanto que la acción no ha sido tratada en órgano alguno del Ayuntamiento, ni responde la decisión al consenso de los miembros de la Corporación Municipal”, como ha señalado su portavoz, la exalcaldesa del municipio, María del Mar González.

No es la primera que un consistorio de la comarca del Guadalteba arriba la bandera la UE por estar en desacuerdo con las políticas o la actitud de las instituciones comunitaria. El Ayuntamiento de Campillos hizo lo propio en 2016 con la enseña europea sita en el Parque José María Hinoja, para mostrar su rechazo al acuerdo que se alcanzó en su día para expulsar a refugiados que estaban llegando a las costas de Grecia.

El uso de la bandera de la UE no está regulado, aunque la Comisión Europea recomienda que se ice en los edificios públicos y en actos con carácter europeísta, especialmente día señalados como el 9 de mayo, Día de Europa.