La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha mantenido una reunión en la Delegación territorial de Málaga con representantes municipales de hasta 13 ayuntamientos de la comarca de Antequera y la zona Nororiental de Málaga (Nororma), en la que se ha abordado la necesidad del trasvase de agua desde el embalse de Iznájar (Córdoba) a municipios del norte de la provincia de Málaga. Durante el encuentro, les ha comunicado a los regidores que en septiembre trasladará al Gobierno de España “la urgencia y la necesidad de fijar fechas y plazos concretos” para esta infraestructura.

Hace un par de semanas Crespo ya tuvo la oportunidad de abordar el asunto con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; pero a la vuelta del inicio del curso político quiere que la Administración acelere las gestiones al respecto, ya que el horizonte del año 2027 que marca el Plan Hidrológico Nacional “es demasiado largo”. “Hay que dar respuestas mucho antes a las necesidades hídricas de Andalucía, especialmente de la zona seca que no dispone de agua y debe ser una prioridad”, ha señalado hoy la consejera.

La titular de Desarrollo Sostenible ha asegurado que la Junta “va a hacer todo lo que esté en su mano” para que el trasvase desde Iznájar hasta municipios de la comarca de Antequera y Nororma “sea una realidad lo antes posible”. En este sentido, ha subrayado el compromiso del propio presidente Juanma Moreno de garantizar los recursos económicos para facilitar la puesta en marcha y ejecución del proyecto, una vez aprobado por el Consejo de Ministros; un requisito previo que desde la Consejería recuerdan que es “imprescindible”.

En su momento, el anterior Gobierno socialista de la Junta ya se comprometió a aportar unos 15 millones de los 50 que calculaban para el proyecto, pero las actuaciones nunca llegaron a avanzar, en parte porque tampoco había acuerdo con el Gobierno central de entonces, liderado por el Partido Popular, sobre la declaración de interés público de las obras. Crespo espera que las discrepancias no vuelvan a aparecer: “No es momento de hacer política sino de gestionar y actuar”, ha incidido.

En la reunión han estado presentes alcaldes y concejales de los municipios de Alameda, Antequera, Archidona, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Humilladero, Fuente de Piedra, Mollina, Villanueva de Algaidas, Villanueva del Rosario, Villanueva de Tapia y Villanueva del Trabuco. “Todos han tenido ocasión de exponer sus necesidades particulares, adquiriendo el compromiso la Consejería de estudiar uno a uno la situación de cada municipio”, señalan desde la Consejería.

Crespo (centro), junto a los respresentantes municipales de las comarcas de Antequera y Nororma y otros responsables de la Administración regional