El diputado provincial Juan Álvarez ha sido designado como máximo responsable del Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de la Diputación de Málaga, organismo del que dependen las instalaciones del Complejo Medio Ambiental Valsequillo, situadas en el término municipal de Antequera.

Álvarez se convirtió el pasado miércoles en nuevo miembros de la cámara provincial, como representante del Partido Popular por el partido judicial de Antequera, y ahora asumirá una de las parcelas del Gobierno de la Diputación. En concreto, la Delegación de Desarrollo Tecnológico y Recursos Europeos, que incluye también el Consorcio Provincial RSU.

La delegación asumida por el diputado y también concejal del Ayuntamiento de Antequera estará coordinada por la Vicepresidencia Segunda, que será desempeñada por Margarita del Cid, que estará al frente del Área de Gestión Económica y Administrativa.

Por su parte, al frente de la Vicepresidencia Primera, encargada del Área de Desarrollo Económico y Social, estará Juan Carlos Maldonado, de Ciudadanos, que gestionará la Delegación de Desarrollo Económico y Sostenible, que incluye el sello Sabor a Málaga, del forman parte unos 70 productores agroalimentarios de las comarca de Antequera, Guadalteba y la zona Nororiental de Málaga (Nororma).

El diputado Cristóbal Ortega asume la Delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, que entre otros asuntos gestionará los programas ambientales y el Caminito del Rey; mientras que Víctor González se mantiene al frente de la Delegación de Cultura, que coordina el centro La Térmica, del que depende el Museo de Arte de la Diputación (MAD Antequera).

El Área de Presidencia también mantiene adscrita tiene adscrita la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol, que en los últimos años viene colaborando en la promoción de Antequera y el Sitio de los Dólmenes, en diferentes ferias del sector nacional e internacionales, así como enclaves turísticos de la comarca y localidades del entorno, como en la pasada edición de Fitur.

“Queremos seguir liderando el desarrollo económico y social de Málaga. Seguir siendo pioneros con nuestras iniciativas y proyectos y defender los intereses tanto de la provincia en su conjunto como de los 103 municipios que la forman. Ese es nuestro objetivo y para cumplirlo la nueva Diputación va a contar con una estructura más operativa y más cercana a los ayuntamientos y a los ciudadanos”, ha explicado el presidente Francisco Salado del nuevo organigrama del ente provincial.