Después de más de un cuarto siglo surtiendo de fruta y verdura -y otros productos- a Antequera y vecinos de la comarca, Fruyver llega por primera vez a la capital. Lo hace con espacio ubicando dentro del supermercado Samoy, que acaba de abrir sus puertas en el parque comercial Málaga Nostrum.

Esta empresa antequerana se encarga de suministrar los productos hortofrutícolas del establecimiento, aunque contando con una zona concreta en la que mantienen su marca. “Supone un reto importante”, asegura a Clave Económica el gerente de Fruyver, Juan Jesús Pérez, satisfecho de este nuevo paso dentro de su objetivo de expansión por Málaga.

Esta colaboración empresarial supone la unión de dos empresas que buscan ser competitivas ofreciendo a los clientes productos a precio bajos. En el caso de Fruyver lo consiguen, por una parte, vendiendo sus propios productos y también distribuyendo frutas y verduras compradas directamente a quien las cultiva, trabajando así el denominado producto de cercanía. “Estamos al lado del agricultor”, inciden. Y a ello hay que sumar su esfuerzo por contar en sus establecimientos con un surtido cada vez mayor, yendo también más allá de lo que ofrece la tierra, con otros productos como el Mollete de Antequera.

La aventura malacitana de Fruyver también supone ofrecer por primera vez sus productos dentro de un establecimiento que no es un local de su marca. Hoy en día, la empresa ya cuenta con tres tiendas, así como el almacén ubicado en sus instalaciones de la carretera de Córdoba -junto a la cuesta Miraflores-, desde donde también distribuyen a otros minoristas y empresas de la hostelería.