Constituir un consorcio, liderado por la Diputación Provincial, para promover iniciativas conjuntas en el futuro a los planes hidrológicos de las cuentas hidrográficas del Mediterráneo y del Guadalquivir. Esta es la propuesta que le ha hecho la Subdelegación de Gobierno en Málaga a los ayuntamientos de las comarcas de Antequera y Nororiental de Málaga (Nororma) para abordar los problemas de abastecimiento de agua.

Alcaldes y responsables municipales de hasta 12 localidades mantuvieron un encuentro ayer con la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, en la que se mostró la «total disposición» de la Administración central a estudiar posibles soluciones técnicas al déficit hídrico que sufre el norte de la provincia, desde donde se reclama un trasvase de casi 5 hectómetros cúbicos desde el pantano de Iznájar (Córdoba).

Durante el encuentro, se valoraron las distintas posibilidades para acometer las situaciones de sequía y los problemas de abastecimiento que tienen estos municipios, entre ellas, la posible transferencia de agua desde este embalse cordobés. También obras que ayudarían al ahorro de agua y a la mejora de las infraestructuras municipales para evitar las pérdidas de agua, que como apuntad desde la Subdelegación “son elevadas en la mayor parte de estos municipios”.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez, también estuvo presente en la reunión, en la que recordó que estas estas reivindicaciones deben plantearse tanto en la Cuenca Mediterránea como en la del Guadalquivir. El germen de este plan son los llamados “Esquemas de Temas Importantes”, que saldrán a información pública para la presentación de alegaciones a mediados de septiembre y que recogen la planificación en materia de agua en el periodo 2022-2027.

“Existe voluntad por parte del Gobierno para encontrar una solución a los problemas de abastecimiento que viven estos municipios”, destacó la subdelegada, que también pidió “lealtad y unión” a todas las Administraciones y destacó el trabajo “conjunto” y “el diálogo permanente” con la Junta de Andalucía para llegar a las soluciones técnicas que son necesarias para alcanzar la solución que necesitan estos municipios malagueños.

A este encuentro, en el que también hubo participación de la Delegación del Gobierno central en Andalucía, asistieron representantes municipales de Alameda, Antequera, Archidona, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina, Villanueva de Algaidas, Villanueva del Rosario, Villanueva de Tapia y Villanueva del Trabuco.

Uno de las localidades más afectadas por la falta de agua es Fuente de Piedra, donde llevan dos años suministrando a los vecinos con camiones cisterna dos día en semana. Su alcalde, Sirón Pachón, salió satisfecho de la reunión y ve con buenos ojos la propuesta de consorcio, que se trasladará de forma oficial a la Diputación en una próxima reunión. Además, durante ese encuentro se estudiarán qué posibles alegaciones se pueden presentar precisamente a los planes de las cuencas del Mediterráneo y Guadalquivir para avanzar en las medidas que eviten el desabastecimiento de agua.

“Va a ser un camino duro porque es un proyecto de gran envergadura”, ha señalado este jueves a Clave Económica el primer edil fontepedrense, para quien de todas formas hay que seguir buscando soluciones a corto plazo. De hecho, el próximo lunes estás previsto que el delegado territorial de Desarrollo Sostenible, Fernando Fernández, mantenga un encuentro con Pachón y su homólogo en Humilladero, Miguel Asencio, que también ha mostrado recientemente su preocupación por el suministro en su localidad.

Gámez (centro) junto a los responsables municipales en la comarca de Antequera y Nororma