“Exigimos al Ministerio de Fomento soluciones inmediatas para la línea Bobadilla-Ronda-Algeciras”. Así de tajante se ha mostrado este miércoles el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, durante su discurso de investidura, tras su ratificación al frente del organismo supramunicipal para el mandato que acaba de comenzar.

La mejora de esta infraestructura ferroviaria, que en la Diputación consideran clave para el empuje económico del interior de la provincia, sigue acumulando retrasos y, sobre todo, sin saberse plazos concreto de actuaciones. De hecho, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hace un año se comprometió a “potenciar el esfuerzo inversor” en esta línea, pero entre presupuestos que no acaban de consolidarse y nuevos gobiernos sin formarse el proyecto no parece avanzar tal y como se esperaba.

discurso investidura Francisco Salado presidente Diputación Málaga
Salado, durante su discurso de investidura como nuevo presidente de la Diputación

Para el nuevo Gobierno provincial el transporte y las comunicaciones serán dos de las materias principales de trabajo. Así, consideran que, en el caso del interior de Málaga, hace falta más frecuencia en los servicio de autobús interurbano. “Es el momento y la gran oportunidad para diseñar esa movilidad”, ha comentado Salado, recordando a su vez el Plan Via-ble proyectado por el ente provincial para la mejora de caminos y carreteras de decenas de municipios.

Uno de los objetivos de este plan ya está contemplado por la “Delegación para luchar contra la despoblación”. Una nueva área al servicio de los pueblos más pequeños de Málaga, a los que también se les quiere ayudar para acabar con la brecha digital. En opinión de Salado, “los pueblos malagueños no pueden quedar atrás” de la revolución del 5G, porque, entonces, “están condenando a la desaparición”.

Con este fin también está prevista otra nueva medidas: el cheque-guardería, que se suma al cheque-bebé que ya reparte Diputación. En este sentido, el presidente del organismo provincial ha destacado la apuesta por las políticas sociales con iniciativas como el “Imserso provincial” que comienza el próximo otoño, del que se beneficiarán unos 2.500 mayores de pueblos del interior, o proyectos, como el Centro de Autismo que se quiere construir en las instalaciones del complejo de la Residencia de la Vega de Antequera.

investidura Francisco Salado presidente Diputación Málaga
Francisco Salado, con el bastón de mando tras ser investido presidente de la Diputación

En total son más de más de 100 medidas, entre ellas también una conferencia anual de alcaldes malagueños, las que ya tienen planteadas el nuevo Gobierno de colación de la Diputación, en el que por primera vez el Partido Popular lo hará junto a Ciudadanos. Para que Salado volvería a salir reelegido –ocupaba el cargado desde febrero 2019– ha sido fundamentales los votos del concejal en la capital, Juan Cassá, y del edil del Ayuntamiento de Mijas, Juan Carlos Maldonado, este último designado como vicepresidente primero de la Cámara princial.

Ambos son dos de los diputados que se estrenaban en la Diputación, como también lo ha hecho en el Grupo Popular Juan Álvarez, en representación del partido judicial de Antequera. También representando a esta zona del norte de la provincia, aunque por el PSOE, sigue en la cámara supramunicipal Manuel Chicón.

Portavoces

Cassá ha abierto el turno de las intervenciones de los portavoces, asegurando que su partido tiene la mano tendida a todos los partidos políticos, con el objetivo de alcanzar el “beneficio y bienestar de la ciudadanía”. En su formación aseguran que “aspiramos a ser muy transparentes en la concesión de ayudas” y a tener una comunicación constante y ágil con los ayuntamiento para detectar sus necesidades. Igualmente aseguran contar con una batería de propuestas en materia de educación, deporte y juventud para evitar la despoblación en los pequeños municipio y envejecimiento activo, “siempre con el modelo de la colaboración público-privada».

Por su parte, la portavoz de Adelante Málaga, Teresa Sánchez, ha dejado claro que la coalición tiene como principal reto dar soluciones para mejorar la mala situación económica en la que aún siguen muchas familias debido a la crisis económica. Apuestan por la igualdad de oportunidad, dando preferencia al mundo rural; crear empleo estable, cambiando el modelo productivo, y por la conservación del medio ambiente. Igualmente reclaman más atención y más financiación para ayuntamientos más pequeños.

Los socialistas, según ha señalado su portavoz, José Bernal, aseguran estarán en la oposición presentando medidas, “con vocación de Gobierno” y también ha mostrado la “mano tendida” al resto de grupo para seguir incrementando la financiación y los servicios a los pueblos, y sobre todo, aumentar el Plan de Asistencia y Cooperación. Todo ello porque, “la lucha contra la despoblación debe ser la gran política estratégica en este mandato”.

Finalmente el portavoz del P Francisco Oblaré (PP) ha centrado su intervención en instar a los diputados a hacer “que nuestros familiares se sienta orgullosos nosotros”. “Hagamos políticas con mayúscula. No tenemos nin un minuto que perder. Vamos a trabajar por Málaga y para que la Diputación sea un instrumento útil, moderno y saneado”, ha subrayado de un órgano que cree que tiene un “espejo” en la Junta de Andalucía, cuyo presidente, Juanma Moreno, ha estado presente en la sesión.

nueva Corporación Diputación Málaga
Nueva Corporación de la Diputación de Málaga